Cómo mantener la casa caliente sin gas ni electricidad

sin calefacción

Cómo mantener la casa caliente sin gas y electricidad

Se acercan los días fríos y la crisis energética amenaza con subir los precios

Sugerencias para días sin gas ni electricidad: varias capas de ropa, alfombras y cortinas gruesas o cubra los huecos con cinta aislante.

Se acercan los días fríos y la crisis energética del planeta amenaza con aumentos de precios. Esta situación aumentará el costo del gas y la electricidad, por lo que muchos ciudadanos quieren saber cómo mantenerse calientes en casa sin gastar dinero.

Ante esta situación de ahorro primero, hemos recopilado algunas sugerencias de expertos sobre cómo mantener la casa caliente sin gas ni electricidad:

  • Cuelga cortinas pesadas en las ventanas

En verano, cuando la temperatura comienza a bajar, las finas cortinas de colores claros pueden causar daño a la familia. Según los expertos, se recomienda reemplazarlos por cortinas más pesadas, que ayudarán a mantener el aire caliente en el interior. Si son a la vez cálidas y gruesas, serán cortinas ideales para mantener la casa caliente sin calefacción.

  • Abre las cortinas durante el día.

La luz solar es la mejor herramienta para calentar nuestra casa. Los expertos recomiendan abrir persianas, cortinas y ventanas durante el día para aumentar la temperatura en el hogar. Debemos aprovechar al máximo el mayor tiempo que el sol brilla en las ventanas.

  • Pero ciérralas por la noche

Del mismo modo, si queremos mantener frío el exterior, debemos cerrar las persianas, cortinas y ventanas -cuando no haya más luz solar, o cuando no penetre con fuerza. También debemos cerrar la puerta para mantener el calor al que hemos llegado.

  • Utilice una alfombra gruesa

Durante los meses de invierno, es muy incómodo pisar el suelo helado. Colocar alfombras gruesas puede ayudarnos mucho. No solo podemos mantener sus pies calientes, sino también aislar mejor la casa y posiblemente reducir el flujo de aire en el piso.

  • Cubra la campana extractora cuando no esté en uso.

Además de purificar el aire cuando preparamos las cosas, la campana extractora de cocina también se puede utilizar como conducto para que el aire frío entre en la casa. Para evitar este efecto secundario, se recomienda cubrirlo (con una lámina de plástico) cuando no esté en uso para reducir las fugas y mantener caliente el aire interno.

  • Envuelva sus ventanas con film retráctil o film de burbujas.

Una forma de mantenerse caliente en casa es cubrir las ventanas con plástico retráctil o plástico de burbujas. Se recomienda colocar una lámina de plástico en las ventanas que no necesita ver para ayudar a evitar que entre aire caliente.

  • Trate de sellar puertas y ventanas con cinta aislante.

La cinta de enmascarar es un material muy útil. Si encontramos pequeños bordes u orificios por los que pasa el aire, podemos tapar los huecos y evitar una posible circulación de aire. De esta forma podemos evitar que el aire acondicionado entre por ventanas o puertas.

  • Asegúrese de cubrir las grietas y áreas alrededor del enchufe.

El aire frío que ingresa al área de su hogar no siempre es obvio. Los expertos recomiendan rellenar las grietas y áreas alrededor de los tapones, ya que pueden ser tuberías para nuestra disipación de calor.

  • Mantenga las bebidas calientes en un termo.

Cuando tomamos un resfriado, las bebidas calientes nos ayudan mucho. El café, el té y el chocolate se pueden almacenar en un termo durante un período de tiempo. De esta manera podemos mantenernos calientes y saludables.

  • Use varias capas de ropa y mantas.

Cuando no hay energía para calentar su hogar, su cuerpo percibirá rápidamente la temperatura exterior y tratará de mantenerse caliente. Para mantener la temperatura corporal sin grandes cambios, se recomienda usar varias capas de ropa. De la cabeza a los pies, estos niveles aportarán un extra de calor a tu cuerpo. Además, se recomienda utilizar mantas en invierno, sobre todo de lana, polar o franela es la puntuación más alta.

  • Encienda la chimenea (si está disponible), pero apáguela cuando no esté en uso

Las chimeneas son otra opción para la calefacción. No todas las casas tienen uno, pero si tienes uno te ayudará mucho. La leña se puede obtener en la naturaleza o se puede comprar a bajo precio. Sin embargo, debemos saber que es un conducto abierto y una fuente común de flujo de aire en el hogar. Por lo tanto, cuando no esté en uso, debe mantenerse cerrado.

  • Usa velas en espacios pequeños

Las velas son un adorno en la casa, pero pueden ser muy útiles si quieres calentar un espacio pequeño. Lo mejor es utilizar velas grandes y gruesas para que duren más y emitan más calor. Sin embargo, los expertos recomiendan tener mucho cuidado con ellos, sobre todo cuando nos sentimos calientes o tenemos alfombras o muebles.

  • Prueba el ejercicio físico

El ejercicio físico puede ayudarnos a calentar. Los expertos recomiendan realizar ejercicios sencillos y que ahorren esfuerzo para calentar. De esta forma, si el ambiente es muy frío, nuestro cuerpo no se verá afectado.

  • Ubicación, orientación y decoración de la vivienda: otros factores influyentes

Hay otros factores que afectan la temperatura de la casa; la ubicación de la casa afecta el aislamiento, la casa en la montaña es más fría que la casa en la ciudad; la dirección es otro factor importante, la entrada de la luz solar depende de la dirección de nuestra casa, la decoración no debe ser subestimada y llena La estantería de libros puede "vestir" una pared, el color también tiene su efecto, el negro, gris o verde oscuro es el que más conserva el calor.

Deja un comentario